Mala leche, desde luego…

Llevo días queriendo hablar del Tour, así que en breve y que está a punto de acabar, haré un resumen de lo que ha sido para mi. Decepcionante en los Pirineos pero lleno de pasión en los Alpes.

Eso sí, el “aficionado” de la foto…..sin comentarios. Es para bajarse de la bici y “dialogar” con él. Seguro que más de uno piensa que Contador no tenia que haberle dado el manotazo, pero la verdad, si tu sabes que eres inocente y cada día están con que “te dopas y te dopas”, nome quiero imaginar las pulsaciones subiendo Alpe d’huez. Para mi, Contador todo un campeón.

 

Crónica Quebrantahuesos: parte 2ª

Una vez arreglado el pinchazo del tubular, y mientras Joan y un servidor aprovechamos para comer y beber bien antes de la bajada, empezamos bajar or la parte francesa del Somport. Primeras curvas peligrosas en las que la humedad de la niebla y una fina lluvia la convierte en peligrosa. Muy bien por parte de la organización de colocar voluntarios con silbatos y banderas en todas las curvas peligrosas.

Y el camino es todo bajada hasta empezar las rampas del Marie Blanque (MB).

Hasta ahora hemos subido el Somport:

Durante la bajada, Consigo enlazar con Lluís pero Joan se queda atrás. No lo vemos pero pensamos que va en un grupo perseguidor. Durante la bajada hace muuuucho frío, tiembla todo el cuerpo y hasta se hace difícil controlar las manos y los frenos. Joan para junto una ambulancia debido a la hipotermia que está pasando. Un par de minutillos con una manta, una barrita y un gel y tira millas!!

Hasta la primeras rampas del MB hemos conseguido formar un grupito de unas 50 unidades. Y así empezamos la temida “dama blanca”, un puerto de 10 kms dónde lo verdaderamente duro son los últimos 4 kms. De momento hace solecito (es curioso lo que cambia el tiempo por las montañas, pasas del frío al calor en poco tiempo).

Los primeros 6 kms se hacen bien, las rampas no son duras de momento. A partir del km 6…..rampas del 10-11% donde ya lo pones todo en la bici. Al rato me encuentro con LLuís, que se le está haciendo un poco largo el puerto. Lo animo diciéndole que “sólo” quedan 3 kms.

Acto seguido, Joan me pasa como una exhalación!!! Pero bueno, qué recuperación!!! Se me adelanta150 m hasta la cima del MB. Durante la últimos Kms, veo algunos ciclistas caminando, y es que ya llevamos casi 100 kms en las piernas.

En la cima del MB nos tomamos un ibuprofeno (buf, las lumbares están resentidas del esfuerzo) y encaramos la bajada. Parece que cae como un aguanieve?? y bajamos y bajamos. Al poco, avituallamiento muy completo (como todos). Retomamos fuerzas, llenamos bidones y nos dejamos ir hasta empezar el Portalet. Puerto laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo dónde los haya. También escuché que lo llaman el eterno Portalet. 30 kms de subida. No tiene rampas duras, pero se hace psicológicamente muy largo. Ves que que pone 27 kms hsta la cima….26….25…..  Como no estés fino, es para coger la bici y marcharte a casa.

Sinceramente, no he mirado el tiempo que tardamos en subir el puerto pero vaya, yo creo que las 2 horas cayeron. Eso sí, el paisaje es precioso y la animación en la cumbre está bien. Auqnue cuando llevas tantas horas y vas en el tercio de cola, el ambiente no es como el que te cuetnan que te hacen pasillo humano como en el Tour. Aquí ya quedan pocos, pero agradeces los ánimos igualmente.

Bajada del Portalet con sol, mucho sol (al igual que la ascensión)….. y mucho viento!! La bici se mueve mucho, con la tensión que eso provoca. Los que llevan perfil como LLuís, están sufriendo y mucho!

Y cuando crees que ya está todo hecho y viene la bajada, tienes 2 kms en la Hoz de Jaca. Asfalto rugoso, una media del 10-11% que cuando llevas 170 kms y 3 puertos, ya no sabes ni como lo subes. Y si la subida es molesta (que había oído que había rampas del 16%) la bajada es peligrosa, hasta el extremo que en algunas curvas hay colchonetas!!!

Y de ahí a meta, con viento en contra y minutada en el crono. Hemos entrado juntos en meta (me tuvieron que esperar) pero hemos superado las 10 horas en la bici. En principio no importa, ya que íbamos a pasarlo bien y a completar la marcha. Lo que pasa que cuando ves tanta gente que la ha hecho por ebeajo de 8 horas…. Lo bueno de hacer la QH sin presión de tiempo (bueno, la QH y cualquier prueba deportiva) es que disfrutas más.

Así que como conclusión, gran prueba, muy bien organizada y con ganas de que el próximo año nos vuelva a tocar plaza y podamos ir más gente!!  Y si se puede mejorar tiempo, mejor que mejor!!

Yo cierro el telón esta temporada. Un Ironman y la Quebratanhuesos como objetivos princiaples y llevados con éxito me han hecho muy feliz. Ahora necesito un periodo en el que debo dejar la rutina diraria de entrenos. Psicológicamente hablando, lo necesito. Entrenar un poco a mi aire, ser menos estricto con la alimentación y volver con ánimos renovados. Además de otras sorpresas que ya comentaré…..

Un abrazo a todos,

PD: Que haya acabado la temproada no quiere decir que deje de escribir?? A ver si os pensabais que os librabais de mi!!! XD!

 

Crónica Quebrantahuesos: parte 1ª

Pues con cierto retraso, ya tenemos una crónica de lo que ha sido la Quebrantahuesos de 2011. Una Quebrantahuesos que empezaba el viernes, camino a Sabiñánigo.

Primera parada en el Prat, a cambiar de vehículo y subirnos al kryptocar y cargar las bicis. Mi gatorade recién puesto en el bidón, me lo tiran pensando que es bebida “caducada”!! Aparte de este “accidente”, salimos pronto. El plan era comer a medio camino (al final antes de llegar a Huesca), llegar a Sabiñánigo a recoger los dorsales y posteriormente ir a buscar la casa-apartamento que teníamos alquilada, en la zona de San Vicente.

Antes de las 16 h y no nos quieren servir un plato de pasta! Así que toca plato combinado compuesto de pechuga de pollo + ensalada + patatas.

Y así acabamos llegando a destino, dónde lo primero que hacemos es ir al Mercadona para comprar algo de comida para estos días que estaremos por la zona. Pasta, tomate, cebolla, pan, pavo…..lo necesario para cenar y desayunar!!

Nos vamos a buscar los dorsales (número 2775) y Joan aparece con un chubasquero Sportful, un paraguas, etc….y decidimos comprarnos lo mismo, en una promoción de un stand en el que te regalaban una inscripción de 3 meses de la revista Ciclismo a fondo, un chubasquero de la marca Sportful, un paraguas Trek, una pulsera Livestrong y una revista de Triatlón. Primeros 20€ que caen. XD!

Una vez dar una vuelta y ver la cantidad de gente que hay,  recogemos a Dàlmau y a buscar la casa. Empiezan a pasar los kms y kms…… y al final llegamos a San Vicente, a casi 30 kms de la salida. La verdad que nos descuidamos a la hora de buscar alojamiento, así que tampoco nos podemos quejar.

Primer problema del día. Cuando cojo mi bici para ir a dar una vuelta y ver que todo está ok, veo que  la rueda se ha desinflado. Cojo la mancha pero cuando me acerco a la rueda, veo que la cubierta está rajada!!! PEROESTOQUEES????!!!??? Mirando qué puede haber pasado,  tiene pinta que con el calor del tubo de escape, ha podido deshacerse la cubierta. Así que se fastidia el entreno y nos vamos para la Feria a ver si encontramos algún stand que venda cubiertas.

Llegamos a falta de 5’ para que cierre la Feria y rápidamente nos ponemos a buscar una cubierta. Lo que parece fácil, no lo es. Parece que nadie vende!! Finalmente consigo llegar a Orbea, que me venden una muy sencillita. No me voy nada convencido ya que la cubierta no es de mi confianza. Volviendo a la feria y repasando un stand que vendía maillots, gorras, cascos…. encuentro que venden las mismas cubiertas que yo llevaba. Así que la compro y consigo devolver la otra a Orbea. Buenooooooo, un problema menos. Luego en casa Joan me hizo de mecánico mientras a mí me tocó preparar la cena. Espaguetis boloñesa…… muy ricos, pero demasiada cantidad para lo tarde que era. Nos estuvimos acordando de los espaguetis durante toda la QH…. Y es que cenar mucho y acostarte pronto y levantarte aún más pronto no es buena combinación.

Y dicho y hecho, nos levantamos al día siguiente, desayuno y para la salida. Llegamos sólo con 30’ de adelanto y entre sacar bicis, inflar ruedas etc., casi nos dan la hora. Conseguimos colocarnos en la zona de ¾ para atrás.

A las 7:30 h y de forma puntual, suena el pistoletazo de salida! Tardamos cerca de 10’ en pasar por la alfombra de la salida. De ahí en adelante, 205 kms entre los que nos encontraremos 3 puertos de montaña (Somport, Marie Blanque i Portalet) y unas rampas en la Hoz de Jaca.

La primera hora voy con el cuidado de que hay mucha gente, aunque tampoco es la sensación que me esperaba. Sinceramente creía que estaríamos más estrechos y más estresados. Supongo que el haber salido tan atrasado, provoca que los grupos delanteros no los veamos nunca. La media de esta primera hora es de 30 kms/h, y como os decía antes, acordándome de la cena anterior.

Y bueno, la idea era sobrevivir la carrera y no “morir” en el intento. Así que al empezar las primeras rampas del Somport, nos lo tomamos con calma. La verdad que no lo recuerdo como un puerto duro, o no especialmente duro. Sólo recuerdo que cuando  empieza el puerto nos dicen que en la cima del Somport está húmedo, y que hay lluvia en Marie Blanque.

Subida que hacemos de forma suave…. Pasamos gente….nos pasa gente…. Y así hasta llegar al avituallamiento. Paramos unos minutos a rellenar bidones, coger unas galletas, un bocadillo y venga, a seguir. A medida que escribo este post, me vienen recuerdos del puerto en cuestión y como a medida que nos acercamos a la frontera con Francia, está cada vez más nublado. Al llegar a la cima, niebla densa, como una agüita finita y primera complicación del día: tubular delantero de Lluís pinchado.

 

Previa Quebrantahuesos

Buenas,

Ya estamos aquí de nuevo. Una vez digerido el Extreme Man Salou, hay vida después del Ironman. Todo el año preparando una prueba, que cuando llegas al final y la pasas (y más la disfrutas) se crea como un vacío, una sensación de “¿y qué hago yo ahora?”

Empiezas a mirar el calendario y te preguntas qué pruebas haces…. Unas no van bien por lejanía, otras en cambio por motivación. Así que me encuentro en el mes de Junio y no tengo objetivos a medio plazo.

Lo que sí tengo a corto plazo (tal que el próximo sábado 18 de Junio) es la QUEBRANTAHUESOS. En Diciembre 2010  os comentaba que nos  había tocado a Lluís, Joan Miquel y a mí, plaza en la QH. Pues parece mentira, pero ya ha llegado el día!!

Qué sensaciones tengo? Ahora mismo es de pereza, sinceramente. Al ser una prueba no preparada específicamente, sino como a más a más del IRONMAN, no la he vivido como un  objetivo deportivo. Es más, la ilusión la tengo pro compartir viaje con 2 amigos que la prueba en si. Eso sí, ya os adelanto que una vez esté allí, me contagiaré de la emoción de la QH, del espíritu de la prueba y de los 10,000 ciclistas que participamos!! Que si Terra de Remences con 3000 me parecía una barbaridad, 10 mil ni te cuento!

La Quebrantahuesos es una prueba ciclista, de 205 kms, en los que se ascienden los puertos de SOMPORT, el MARIA BLANQUE y el PORTALET.Y cuándo crees que ya lo tienes todo hecho, te llega la Hoz de Jaca, 3 kms con unas rampas durísimas. Sólo de pensarlo me canso!!!

Además, llevaba en mente cambiar el plato de la bici, y pasar del 39 al 34. Creía que podía hacerlo pero no ha sido así. Conclusión? Me toca ir con el 52-39 y el 12-28 (el 39×28 equivaldría al 34×25 del Compact).

Por entreno no será, ya que si hemos preparado el ironman y lo hemos hecho, realizar la QH también debe ser posible! Además, nunca sabes si volverás a realizar esta prueba, por lo que es un motivo más para realizarla.

Táctica para la Quebrantahuesos? Modo supervivencia ON desde el km 1 hasta el 205. Horas y horas encima de la bici, de risas, de sufrimiento, de pensamientos…pero sobretodo, de disfrutarlo!!!

 

CRÓNICA EXTREME MAN SALOU (3ª PARTE): BIKE

Cojo la bici, y me dispongo a recorrer los 180 kms del recorrido. Me despido de todos y empiezo a pedalear. Si os fijáis en la foto, la cara blanca (y el brazo) debido a la crema protectora del sol!

Lo primero de todo un trago de bebida isotónica. Sinceramente, no sé en qué posición voy y poco me importa. Vamos a lo que vamos, a hacer 180 kms y a regular lo máximo posible.

Adelanto que quizás en todo el sector ciclista debí adelantar 2-3 triatletas. En cambio, me adelantaron un huevo (quizás exagero si digo 40? 50?). Pero yo a lo mío, a buscar mi ritmo, que desde la salida de Salou pica para arriba. La primera sorpresa del día es que a los pocos kilómetros de comenzar, me encuentro a Juanito, que va a realizar el circuito ciclista. Me saluda, le saludo, nos deseamos suerte y lo pierdo de vista….

Me centro en ir lo más cómodo posible y con buena cadencia, pero empiezan los primeros problemas de estómago. Tengo muchos gases y me cuesta beber y comer. El plan de comer cada 30’ media barrita y beber cada 15’ se me está haciendo difícil de seguir. Sobre todo porque cuando intento expulsar los gases, veo que no es posible. Cada varios minutos, pinchazos en el vientre y sensación de pesadez en bajo vientre. Así que mi mente en lugar de concentrarse en la carretera y la carrera, se centran en ver cuándo pararé para entrar en el baño. Por un momento veo peligrar el IRONMAN, sobretodo al empezar a espaciar los plazos que tenía previsto para comer. Tengo momentos de pensar en que como el estómago no mejore y no pueda comer, no acabaré la carrera. Aún así, me acuerdo de la frase repetida por varios FINISHERS, “un ironman es tan largo, que hay tiempo de todo: de encontrarse bien, encontrarse mal, etc etc”.
Así que intento distraer la mente con el paisaje, el reloj, el pulsómetro, los ciclistas que pasan (ver los nombres, nacionalidades), pienso en la familia y en lo que estarán haciendo a esas horas, y en los amigos con los que he entrenado y he llegado hasta ahí. Tengo varios momentos en carrera que pensando en TOD@S me emociono, y tengo que decirme: “tranquilo Mario, aún no es momento de emocionarse”. Aún así, y tener que reprimirse, es una sensación muy bonita y que ayuda a seguir mirando al frente.
A ratos voy pensando en como irán Lluís y Marc. Estoy convencido que ambos van delante de mi, ya que Cinto habrá ido a tope en el agua y Marc nada realmente bien (efectivamente, los 2 iban delante de mi).

Ascendiendo la Mussara (km 33)….. Vienen 10 kms de subida constante al 6%. No es duro, pero se hace largo. Ya lo había subido justo hacía 2 meses y era importante subir suave, sin cebarse. Eso sí, me siguen pasando triatletas en la ascensión…. Uno de ellos se para y me pregunta si soy amigo de Lluís. Es Héctor Lunar, gladiador del Prat de Llobregat y hermano de ÓscarJet, gran runner i fotógrafo. Tengo el placer de saludarlo y charlar un poco con él. Nos explicamos el plan que llevamos de carrera y lo dura que es la bici y que hay que regular. Él decide ir para adelante, posteriormente en la bajada lo atrapé, pero luego se volvió a marchar. Ya no lo vi hasta algunas vueltas de la maratón (felicidades Héctor, gran carrera la tuya!)

 (alto de la Mussara, 10 kms al 6% contínuo)

Así van pasando los kilómetros. Si os fijáis en el perfil de la bici una vez coronas la Mussara, todo lo demás es sube-baja, y más si añadimos los puertos de la Figuera y el Collroig (o Colldejou). No hay nada llano para rodar. O se sube o se baja. No obstante, voy intentando comer y beber……y parece que a pesar del vientre molesto, puedo ir comiendo. Espacio un poco más las barritas y parece que la cosa mejora. Aun así, estoy deseando llegar al km 90, dónde se encuentra el avituallamiento especial. Ahí me esperan 2 bocadillitos de pavo y mantequilla, además de un WC químico.

Llego y decido pararme en el baño. DIOS!! Primer alivio….. Si le juntamos que paré unos minutos, que cogí los bocadillos y un par de bidones, me siento como nuevo. Súmale además que viene una bajada en la que me dedico a comer y a beber. ¡Como puede estar tan bueno un bocadillo de Pavo con un poco de mantequilla!? Os aseguro que la cara me cambia y las sensaciones también. Insisto, cuando oyes o lees que el Ironman es muy largo y pueden pasar muchas cosas, es cierto. He pasado de ir 90 kms con malas sensaciones, y ahora empiezo a recobrarlas. No obstante, no todo es gloria. Al cabo de unos kilómetros, el estómago vuelve a avisarme. Parece ser que tenía que haber estado un rato más en el WC. Todo y eso, los dolores no son como los de antes y me permite seguir tirando.
Lo que son puertos marcados por la Organización se suben bien., pero las rampas duras son las que hay llegando a Gratallops! COMO SE ENGANCHA LA BICI A LA CARRETERA!!! Por suerte, la Organización retiró una rampa de 200 m en Falset, que si te enganchaba con plato grande, ponías pie a tierra.
Hasta el momento y de aquí al final, los voluntarios de 10! Por mi condición de participante en el Triathlon Project, me tenía que dirigir siempre a la última mesa de los avituallamientos, dónde estaban los voluntarios de INEFC. Pues en las mesas anteriores los voluntarios como locos intentando ayudarte en todo gritando AGUA, GELES, ISO!! Fantástico chic@s, sois muy grandes y no sabéis lo importantes que sois en este tipo de pruebas!!


Bueno, y ya “sólo” queda el COLLROIG. Previamente, una salida de la cadena al cambiar en una de las rampas duras, pero poco más. Único incidente mecánico de toda la carrera. El cambio de bici a principios de año creo que ha sido un gran acierto!
Durante el camino vas saludando a unos que te pasan, con alguno comentas algo… Lo más curioso que me encontré fue un chaval que debutaba en triatlón. No había hecho nunca un triatlón, y su debut, en un IRONMAN y como éste!! El EXTREME MAN!! Luego lo vi en meta y vi que había terminado y bien. Olé!
Volviendo al Collroig, que vulgarmente denominamos el de los Molinos, ya que hay un parque de Aerogeneradores, también lo llaman Colldenjou, ya que pasas por ahí. De entrada están lejos…. y la idea es que cada vez estén más cerca, obvio!
Aquí paso 2-3 ciclistas y les animo diciendo que ya nos queda poco (estamos en el km 135), ya que a partir del km 150 aproximadamente todo es bajada. Y efectivamente, cuando coronamos y empezamos a bajar, toca descansar y disfrutar como un enano. Me siento más suelto en las bajadas y consigo bajar relajado. De aquí a la T2 bastante bien. Un poco de aire en la parte final, pero vaya, me doy con un canto en los dientes del día que hemos tenido. No he comentado nada, pero ni viento ni calor ni lluvia. Ha sido un día perfecto de bici! Estoy seguro que ese circuito (duro de por si) con calor o viento, hubiera sido un infierno.
Curioso los últimos 10 kms…. No se acababan nunca. El cuerpo se adapta mentalmente a la distancia que vas a recorrer, y los últimos kilómetros siempre son difíciles.


Antes de llegar a ese punto, vuelvo a parar en el último avituallamiento, y de nuevo visita al WC. Creo que ahora ya está todo en su sitio, o al menos la mayoría. Los últimos 20 kms los dedico a intentar ir cómodo, no cebarme, comer el otro bocadillito (que lástima no haber llevado más), beber y llegar bien a la T2. Y creo que a la postre fue fundamental. Además del bocadillito, añado media barrita más. Mientras tanto, voy mirando la hora, y calculo si estarán mi hermano y mi tía y primos. Alegría al llegar que están todos allí esperando y animando!!!

7h55’ encima de la bici, que ya son horas. Mi objetivo inicial estaba entre hacer 7h30’ y 8 horas, así que tras las molestias sufridas, no es mal tiempo al fin y al cabo. Y sobretodo, regulando.

(Acompañado de Inefc Project! Parece que vaya a hacerme el control antidoping! No sé si ve algo, pero dentro había:


Dedico 6’30” de la T2, ya que tengo que buscar la bike run (allí guardaba la crema solar y viendo que ahora picaba el sol, era obligatorio ponérsela). Así que una vez cambiado, y animarnos los que estábamos allí, salgo a por el tercer sector, la maratón.

 

Sector Bike Salou

Sin lugar a dudas, es la “estrella” de la corona…. Circuito duro dónde los haya, con un desnivel acumulado de más de 2500 m, será la que ponga cada uno en su sitio.

Está claro que es un circuito dónde si te pasas, lo pagarás caro en la maratón.

Por lo que he visto, somos varios los que debutamos en distancia ironman y lo que hemos comentado que habrá que guardar fuerzas para la maratón.

A destacar en el circuito el Alto de la Mussara, un puerto más que interesante y dónde no habrá que cebarse, ya que una vez coronado, aún quedarán 135 kms.

Una vez pasado el Alto, sucesivos toboganes, y como podéis ver en el mapa que cede la organización, diferentes zonas de ascenso. Una vez pasemos el colldanjou, viene un momento que considero importante. Es una bajada de 30 kms hasta llegar a Salou, dónde habrá que beber y comer en cantidad suficiente para llegar lo más entero posible, pensando en lo que aún quedará.

 

Os dejo enlace del día 3 de Abril, dónde realizamos un reconocimiento al circuito ciclista. Ese dia estuve 8 horas, sin saber lo que tenía por delante. ¿Qué tiempo estaré el próximo 5 de Junio?

 http://connect.garmin.com/activity/77252051

 

Terra de Remences + semana 21

Pues una semana más cerrada……

La semana de recuperación post-Banyoles  la cerramos con 8000 m Swim, 110 kms Bike y 185 minutos de run. Aún no quiero sumar el acumulado que llevo desde la semana 1 (13 diciembre empezó la temporada para mi), sólo os comento que voy por la semana 22 y cerraremos la preparación del ironman con 25 semanas.

Tal como os decía en el post anterior, esta semana ha tocado la realización de 2 pruebas de esfuerzo para el proyecto de Triatlón de INEFC. Si el martes tocó la realización en el cicloergómetro, el viernes fue en la cinta. La verdad que los resultados en relación al consumo de O2 ha salido mucho mejor en la cinta que en el cicloergómetro.

Tan pronto estén todos los informes, ya os comentaré las conclusiones.

Aquí os pongo alguna de las fotos que me han hecho en el laboratorio de INEFC.

 

 

Y por otro lado, ayer fue la celebración de la edición XIV de Terra de Remences. Madrugón de los buenos para llegar con tiempo a St Esteve d’en Bas, a recoger el dorsal, etc. Durante el camino, varias llamadas con Lluís que venía en su coche y al final, entre pitos y flautas, acabamos viéndonos en el pabellón.

De ahí, vuelta al coche, sacar la bici, y dejarlo todo a punto para la salida.

Al final, se nos hace tarde, y salimos muuuuy retrasados. Así que nada, los primeros kilómetros son de contacto y de vigilar con las caídas y las posibles montoneras que pudieran formarse. De hecho, al paso por el primer pueblo, hay un estrechamiento que hace que nos tengamos que parar todos, y pasar lentamente. Pero a partir de ahí, todo es favorable en ese sentido.

Y así empieza el primer puerto, el de Capsacota. Es un puerto cómodo de subir, la verdad. Además, el hecho de salir desde atrás, hace que te adelante poca gente y por el contrario, eres tu el que va adelantando. Hago casi toda la carrera junto a Lluís, y por el camino me encuentro con varios integrantes del club: Quim, Alex, Cinto y David. A los 2 primeros los veo antes de subir a la Capsacota, y con David nos fuimos cruzando durante toda la carrera. Y con Cinto, pues no lo veo más!

Qué diferencia con el año pasado. Hace fresquito, así que el haber elegido los manguitos ha sido una buena idea. Voy equipado con la ropa del club, más los manguitos. Los primeros kilómetros son de frío y mirando al cielo, para que no lloviera. Ya os digo que en 2010 fue un infierno, de lluvia, e incluso en algunos momentos de lluvia fuerte.

Así que charlando charlando, llegamos a coronar el puerto. En la subida me encuentro con Albert, que nos saludamos y animamos para la carrera. Después, cuando me fui de la carrera, me lo encontré también (entre 3200 personas, ver a la misma persona 2 veces sin proponerlo tiene su mérito!). Mucha suerte para Calella!

Primer avituallamiento, y a reventar de ciclistas. Como vamos bien de líquido y de comida, decidimos seguir y no parar. Viene una bajada no muy pronunciada y en seguida se hace llano camino al inicio del segundo puerto del día, el coll de Cannes.

Lo que tiene estas cicloturistas, y lo comentábamos con Lluís, es que a medida que vas cogiendo grupos, vas saltando a por el siguiente… y cuando llegas, a por el siguiente…. y así sucesivamente.

Pues bien, conseguimos enlazar un grupo, pero el ritmo no lo acabo de ver claro. Así que me desplazo a la izquierda y le digo a Lluís que nos pongamos a tirar y dar un poco de vidilla al grupo. Y así acoplado, vamos dando relevos (él y yo, porque el resto del grupo, a cola). Así que viendo que nadie quiere dar un relevo, aminoramos la marcha. Poco después entramos en Ripoll, y a la salida, empieza el puerto. Recordaba que el puerto no era muy duro, al menos esa era mi experiencia el año pasado. Pero al empezar las primeras rampas, algo no va bien. En general, no voy bien. Y empiezo a pensar que el calentón que me he dado no ha sido lo que más me interesaba. Así que nada, toca regular, calmarse, y subir a mi ritmo.

Al poco hay un descansillo, que me va bien para acabar de recuperar. Lluís ha aminorado el ritmo y llegamos juntos a coronar el puerto del Coll de Cannes. Segundo avituallamiento en el que tampoco paramos. Así que hasta que llegue a meta, no hay más avituallamientos.

Lluís me dice que bajará suave, pero suave bajando soy yo, en el que me adelanta bastante gente. A él no le volveré a ver más.

Es un puerto muy interesante para bajarlo, exceptuando 2 paelleras en las que hay voluntarios informando de la peligrosidad. Además, a 26 días del Ironman, una caída tonta te deja fuera de combate.

Una vez abajo, en el llano, es el momento en el que adelanto a muchos de los que me han adelantado a mi. De ahí hasta meta, es momento de ir cogiendo grupos, hasta llegar al sprint final, dejando el crono en 3h28’, y una media de 27,5 km/h. Los “valientes”, siguieron con 80 kms más, con 3 puertos de montaña, entre ellos, el de Bracons, con algunas rampas del 18%…..

4 semanas para el Extreme Man de Salou…. 4 semanas para hacer 226 kms (3,8+180+42,2)….. Y los deberes, a punto de ser entregados. La nota? El 5 de Junio.

Un abrazo,

 

INEFC + Terra de Remences

Pues este fin de semana empieza hoy viernes con la prueba de esfuerzo en cinta del Triathlon Project INEFC. El martes pasado la realicé en el cicloergómetro, comprobando mi buen estado físico. La prueba se parecía mucho a la que me hice hace cosa de un mes (al fin y al cabo las pruebas de esfuerzo son similares, aunque depende del protocolo que te apliquen). La única diferencia es que era con consumo de gases, su mascarilla, etc. Un poco molesta la mascarilla pero al final te acostumbras.

Y dentro de un par de semanas, la tercera prueba en el agua. Esa será algo más laboriosa, ya que se realiza en la piscina, siguiendo unos ritmos que marcan unas luces debajo del agua. Se respira con el tubo de snorkel  de natación (el que es vertical), y fuera de la piscina, desde una pértiga irán controlando el consumo de co2 espirado.

Además, durante el ironman, harán un control exhaustivo de la ingesta de comida y de líquidos, y al finalizar la prueba, mediante extracción sanguínea, conocer el daño muscular sufrido. Como veréis, una experiencia de lo más interesante!!

Pero este domingo hay una prueba, aunque más que una prueba, para mi es un entreno. Me sabe mal decirlo así, porque parece que desprestigio las pruebas en las que participo (no quisiera yo), pero como todo va orientado al día del ironman, el resto de pruebas son “entrenos” para mi. También de esta manera, nos quitamos presión no?

Pues bien, la prueba no es otra que Terra de Remences. Marcha cicloturista clásica dónde las haya, y que se celebra en tierra de volcanes, en la Vall d’en Bas.

Hay 2 modalidades, la corta (95 kms) y la larga (175 kms). Por recomendación del míster, haremos la corta, y no machacaremos las piernas después de los 180 kms de Salou de hace un mes, y sobretodo tras el B de Banyoles de la semana pasada. Así que nada, Bracons tendrá que esperar otro año!

Esta prueba que organizan los amigos del CC de la vall d’en BAS está reconocida entre todos los amantes al ciclismo como una de las mejores organizadas. De hecho, creo que en 10 días se agotaron las inscripciones. Sus avituallamientos son generosos, y el servicio final de comida y masaje, es de agradecer (además de un maillot).

Así que nada, a seguir perfilando la puesta a punto para Salou.

 Os adjunto el perfil de la marcha:

 

Sueños que se van cumpliendo….

Este sábado pude cumplir un sueño, un sueño que tenía desde pequeño. Y no era otro que subir la mítica Montaña de Montserrat. Yo creo que tdo viene de cuándo el barça ganó la primera Champions, en el año 1992, y los jugadores del barça subieron Montserrat en bicicleta. Bueno, subieron subieron…..algunos… Otros se dejaron arrastrar por los coches (Ya lo dicen, ya… que si el Triatlón fuera fácil lo llamarían futbol! XD)

Pues salimos pronto por la mañana, desde Barcelona con Cinto,dirección st Boi de Llobregat, dónde habíamos quedado con Toni y Lluís. Desde ahí la ruta es sencilla, ya que es seguir el río Llobregat: St Vicenç dels Horts, Palejà, Sant Andreu de la Barca, Martorell, Olesa de Montserrat, Monistrol de Montserrat y ascensión al Monestir.

Durante el camino encontramos viento en contra, pero como las fuerzas están intactas, no hay mucho problema. Entre pitos y flautas acabamos llegando a Monistrol de Montserrat. De ahí un desvío a la izquierda y empieza el puerto de montaña. A partir de aquí se decide que cada uno subirá a su ritmo. Ni que decir que yo he llegado el 4º, que Toni está fuerte subiendo, Lluís fue de menos a más en la ascensión y Cinto fue constante en su subida.

La llegada al Monestir es de lo más emocionante. Circunstancias de la vida hizo que estuviera el pasado mes de Noviembre subiendo desde Monistrol por la montaña, y hoy estaba haciéndolo en bicicleta. La relación con la “Moreneta” es especial, así que las emociones están a flor de piel.
Lluís se queda con las bicis y entramos a poner una vela a la Moreneta Cinto, Toni y servidor. Una vez allí, es el momento de reflexión de cada uno. Yo he quedado que volveré a subir, en menos de un año (si alguno quiere apuntarse, ya sabe!).

Debo decir que el puerto de montaña no me pareció excesivamente duro. Lo encontré bastante llevable (a mi modo de rodar, al menos) y no demasiado largo. Digamos que me gustó. Además, la carretera está en muy buen estado, no hay muho tráfico y las curvas son bastante amplias, en general.

Una vez ya de bajada y de haber rellenado los bidones con el agua de la fuente, nos damos cuenta que nos hemos enfriado. Hay una neblina entre el inicio del puerto y el final, la humedad rondando el 90%, con lo que el sudor frío nos ha enganchado.
Por suerte, hay zonas en la bajada en las que ya toca el sol y nos invade un aire cálido que se agradece. Eso sí, me doy cuenta que desde que tuve la caída no vuelvo a bajar igual. He perdido toda la confianza que tenía, así que no toca otra que ir poco a poco cogiéndola. Creo que en Salou lo pasaré peor bajando que subiendo…..al igual que Terra de Remences. Lo curioso es que con la ARGON, me sentía cómodo bajando, pero con la Pinarello, al ser más ligera, noto una mayor dificultad. Anque ayer me encontré con un ciclista que me decía que las Pinarello son las mejores bicis para bajar. Así que creo que es cosa más del ciclista, que de la bici.

La vuelta la hacemos con bastante más ritmo que a la ida. Además, nos encontramos con otros 2 ciclistas y vamos bajando las 6 camino Barcelona. Y es que a las 14 h tengo comida con mis hermanos y primos, y el tiempo apremia!! Eso sí, llega un momento en que se me escapan, y Cinto y servidor nos quedamos algo atrasados. En Pallejà nos volvemos a reunir y ya de ahí para St Boi, dónde Lluís se separa, y poco después se separa Toni.


Al final 120 kms, y un sueño menos cumplido!! Gracias a los 3 por ayudarme a cumplir un sueño más!
Cada vez está más cerca de cumplir un nuevo sueño que ni me planteaba hace 3 años: ser Finisher un pasito más cerca.

Eso sí, aún quedan 47 días para que llegue ese momento. Y aún falta mucho por pulir y trabajar. No podemos pensarnos que ya está todo hecho. Hay que hacer un esfuerzo final. Es por eso que después de la comida familiar, y poder descansar un rato, hubo tiempo para poder salir a correr 40 minutillos.
Aunque para esfuerzo, el de levantarse el domingo. A las 8 h, había quedado con Cinto para volver a salir en bici, aunque esta vez mucho más suave. La idea era de no pasar de 130 ppm (prácticamente no pasé, salvo algunos momentos) y pasar 4 h en la bici. Al final 3h40, pero más que satisfecho con el fin de semana de entrenos.

Ahora, a por la siguiente! Algo menos de 7 semanas para el día D.

 

180 kms, reconociendo circuito ciclista Extreme Man SALOU

Semana larga sin escribir……
De hecho, os avanzó que escribí una crónica del Duatló d’iGualada el mismo que lo corrí pero la base de datos de la web había superado las gigas contratadas. Entre pitos y flautas, mirar como se amplía, etc etc he tardado un poco en conseguir mayor capacidad en el servidor. Total, que ni crónica de Igualada ni ninguna otra entrada.

De hecho, y en el mundo que vivimos, lo que hicimos hace una semana es pasado….. Y es una lástima ya que no disfrutamos las sensaciones y experiencias. Las vivimos en el momento y a otra cosa…. Que poco dura la miel en los labios.

Es como cuando hablamos de objetivos. Aún no hemos logrado los objetivos de 2011 (estamos en plena preparación) y uno ya tiene la cabeza en el 2012. Por eso, cuando pienso en 2012 intento desviar la mente y volver a 2011.

Y dentro de este 2011, ayer dimos un paso más en la preparación del Extreme Man del próximo 5 de Junio. Ayer tocaba hacer el reconocimiento oficial al circuito que haremos en Salou, 180 kms en bici. Una locura visto desde fuera. Y no os voy a engañar, también desde “dentro”.
La máxima kilometrada que había hecho hasta la fecha, había sido 120-130 kms y ni mucho menos con el desnivel que tenía el circuito de ayer. Y las veces que había superado los 100-110 kms, llegaba bastante cansado.

Ayer se hacían 4 salidas, pro grupos de diferente nivel: la primera, los que iban a 28 km/h: la 2ª a 26 km/h; la 3ª (la mía), a 24 km/h y la 4ª, a 22 km/h.
Decidimos junto a Toni, Marc y Lluís que saldríamos en la de 24 km/h. Más que nada, por si había algun percance o algo, poder bajar al grupo de 22 km/h.

Así que a las 9 h de la mañana se dio la salida bastante puntual de los 4 grupos, y así empezamos un largo y duro día por las carreteras del priorat. Los primeros kilómetros, saliendo de Salou y con buen ambiente. Hablas con el personal, y uno que quiere sumar kms para hacer la Titan Desert, otros que tienen amigos que los han “engañado”, otros que harán la prueba en verano…..

Una vez pasados los primeros kilómetros, la carretera se pone a picar cuesta arriba, y empiezo a perder el grupo (junto algunos integrantes más). Me centro y pienso: “mario, no te cebes. Hoy tienes que ir a tu ritmo, y completar los 180 kms de la mejor manera posible”. Y así empieza mi carrera de ayer…. visualizando corredores por delante, por detrás, y sólo contra el aire.
El día, además, es fresco (bien para salida, pero mal pensando en Junio. Yo quería que ayer hiciera calor, para que se pareciera lo máximo posible a lo que nos encontraremos), e incluso mirando las montañas, la niebla nos acecha.

Hago un paréntesis, antes de llegar a la Musara. Como os decía, la idea es que se parezca lo máximo posible el día a lo que nos encontraremos. El sol no sale y no hace calor. Pero lo que sí que hago es hacer las probaturas personales. Esto es: usar el pantalón zoot de tri que usé en Calella el año pasado (pero esta vez en 180 kms), barritas y geles en la bici, los nuevos acoples, bebida cada 15’, etc etc. Ah, y el llevar bocadillos como sustituto de algunas barritas (al final, gran invento los bocadillos).

Así van cayendo los kilómetros hasta llegar al km 36, más o menos. De pronto giro a la izquierda y se empieza el puerto de la Musara, el más complicado de todos los que subiremos. Un compañero con el que vamos a la par me pregunta como es de largo el puerto: le digo que 8-9 kms. Primer error: No llevar el rutómetro de la etapa ciclista (consejo de Lluís a la vuelta en coche, llevarlo te ayuda a saber dónde estás en cada momento y lo que te espera). Poco a poco vamos subiendo el puerto y se me va haciendo largo. Además, la niebla, el resol…. lo hace pesado. No ves cuando se corona, y eso va mermando….. a cada curva, hay que sumarle otra…. y otra.. y otra….

Al final, ves las torre de comunicación y ya sabes que has llegado a lo alto. Aún así, me han adelantado 2 del grupo de 22 km/h, y les pregunto si hemos coronado, a lo que me dicen que sí. Paradita para evacuar y a bajar. Eso pensaba yo, que se bajaba de golpe, pero no, hay un trozo de sube-baja que no me deja oxigenar bien las piernas. Por suerte dura poco, y empieza la bajada de verdad.

Felicitar a la Organización porque durante todo el recorrido hay unas flechas que marcan el camino en todo momento, así como pintadas en el suelo en el que avisan también de las curvas peligrosas, así como un aviso en el suelo que ponía posteriormente: “OJO, RAMPAS DURAS” (pero eso fue más tarde).

La bajada bastante bien, menos un par de paelleras señalizadas con OJO PELIGRO CURVA. Aquí voy con 2 ciclistas más bajando, y bueno, rollo LD, dejándonos un espacio entre uno otro. Aquí la bajada es larga, y va bien para recuperar, hidratarte y comer. Antes de la bajada, me he comido el primer bocadillo de jamón dulce y me ha sentado la mar de bien.

Una vez terminada la bajada, algun que oetro recpechón y llegada al avituallamiento, sobre el km92. Allí me espera Lluís, que me comenta que el grupo de 24 se acaba de ir, y que me espera. Segunda evacuación del día, y es que entre que no hace calor y sudas menos, el líquido tiene que salir por algún lado.
Mini parada, para entregar la pulsera identificativa, me dan 2 barritas, un Gatorade y un botellín de agua. Relleno mis bidones, y venga, a seguir dirección segundo puerto importante del día. Lluís ve que voy bien, y ya le he dicho que voy regulando, a mi ritmo (sería como en el ciclismo Paco Mancebo o Carlos Sastre, no en la calidad que atesoran pero sí en la mente fría de no cebarse, e ir a su ritmo). Él sí que va fuerte encima de la bici. Seguro que en el sector ciclista en Junio te sales!!

Por delante, en el grupo, va Toni con Marc. Ya no veré a ninguno hasta la meta. Así que os puedo decir que ha sido un entreno muy orientado a la Larga Distancia.

Y es curioso lo que pasa por tu cabeza durante tantas horas…. ciertos momentos (3 veces) pienso en “qué hago yo aquí?”… En otros, disfrutas del paisaje, ciertamente, precioso. Hubo algun momento que pensaba en venir a pasar unos días, en alguna casa de turismo rural…. o incluso en Falset, que pasé por unas casas y hasta pensaba en comprar una segunda residencia (ni caso, por la lejnía y por el dinero!). Y lo mejor, recordar cuando jugaba a futbol 7 los viernes y me tomaba la cerveza y los morros de después. Pero una de las mejores frases que conozco “si el triatlón fuera fácil, lo llamarían futbol” me iba acompañando. También pasar por pueblos…. un domingo…. a las 15:30 h…. y pensar que la gente está en su casa, comiendo, durmiendo la siesta….

De vez en cuando, mirando el Garmin y cuando subía, veía que bajaba la media de velocidad….. lo inverso a cuando bajaba.
Lo malo es que hubo un momento en que cayeron 4 gotas, lo que hacía la cosa un poco más difícil…. y sobretodo en las bajadas. Con cierto miedo en las bajadas, intentando frenar y tomar las curvas lo mejor posible. Con todo esto, y después de unos rampones interesantes (ya os digo, en el suelo ponía OJO RAMPAS DURAS). Retorciéndome encima de la bici, incluso llegué a hacer alguna ese para subir lo mejor posible. Ahí estuve coincidiendo con un compañero, con una herida en pierna (ya la llevaba de antes de la prueba) y que cada dos por tres paraba por rampas en el isquio).

Después la llegada a Falset, dónde nos hacen ir por fuera del pueblo. Ojo a la emboscada: bajas y bajas y de pronto, giro a la izquierda con una rampa breve, pero diría que del 9%. Éramos pocos……

De ahí para adelante, venía el último puerto del día. Justo antes de empezar, decido hacer la última evacuación del día, y en se momento me pasan 2 triatletas y decido seguirlos un rato, y charlar con ellos. Al final se me acaban yendo en el tramo final de subida y más aún en la bajada del colldanjou.
Me relajo en la bajada y sé que de ahí hasta el final es llano y bajada.

Llevo más de 7 horas en la bici, y el culo dice que ya está bien, que me siente en un sofá. O mejor, que no me siente!!

Y llega el mejor momento para ir acoplado. Vamos a probarlo……..
Pues bien, mal. Mal porque no he regulado bien el asiento, lo tengo muy atrasado, por lo que no llego. No estoy cómodo acoplado y si unimos que mis lumbares me han molestado durante toda la mañana. Lo bien que me ha ido la prueba para ver qué cosas me van bien y qué cosas no. Luego las enumero.

Últimos 25 kms….. Ya está hecho…. Es cuestión de seguir tirando y llegar a meta. En teoría debería tocar comer otra barrita, pero me siento bien y luego no hay maratón, así que “Mario, no comas más que aún saldrás con kg de más del entreno!”

Intento ir con buena cadencia, y sigo con cabeza: “Nada de cebarme, pensando en que el día que haga la prueba, después hay maratón”.

Llegada a Salou tras 184 kms, 2400 m de desnivel positivo y feliz…. muy feliz. Mis sensaciones no son de “ya era hora, por fin se acaba”. Las sensaciones son de sentirme bien, contento con acabar los 180 kms y con la musculatura en buen estado. De hecho, una vez acabado, comido el bocata de chorizo, la coca-cola y el plátano que nos dieron, me puse las bambas para ver qué tal. Y aunque sólo corrí 2-3 minutillos, los músculos estaban todos en su sitio.

Conclusiones:

-Gran experiencia personal de haber hecho 180 kms en bici, y más, compartida con amigos.
-Reconocimiento del circuito ciclista. Poca gente tiene la oportunidad de hacer el circuito ciclista de un ironman, por lo que para mi ha sido un privilegio.
-Comida: los bocadillos…… creo que es un acierto. Entran muy bien, apetece mucho comerte un bocadillo más que una barrita. Me sentaron bien, por lo que repetiré el día de la prueba.
-Bebida: está claro que el ambiente fresco hizo que no sudara lo que sudaré el próximo 5 de Junio, pero el beber cada 15’, necesario hacerlo.
-Adelantar el asiento, fundamental si me acabo llevando el acople (que 95% sí)
-Cabeza fría, clave para realizar el ironman. Estás haciendo tu carrera, no la de los demás. Si quieres llegar con opciones de hacer una buena carrera, es fundamental comer y beber bien, así como no cebarte en las subidas e ir a tu ritmo.
-Rutómetro: Necesario llevarlo en la bici y ver dónde está cada tramo importante.
-Comer cada 30’ y beber cada 15’
-Disfrutar del día.
-Creo que la Organización de la jornada ha sido un éxito, por lo que creo que la prueba también lo será. Si esta primera edición del Extreme Man sale bien, les auguro un buen futuro a la marca y a la prueba.

PD: Tras entrenar hoy 30′ de carrera contínua, está todo en su sitio y sin molestias. Igualmente, tenía hora con el fisio, que aunque estoy bien, hay que cuidar los músculos!!! Y por cierto, todo en su sitio!